Historia

  • Historia

 

La Universidad de Costa Rica en su afán por responder a las necesidades del medio costarricense en el campo de la educación física, da origen a la Sección de Educación Física establecida en 1953 como parte del Departamento de Bienestar y Orientación de la Universidad. En 1957, fruto de las gestiones del prof. Rodrigo Leiva, entonces director de la sección, se aprobó que a partir de 1958 se empezaran a impartir regularmente cursos de actividad deportiva obligatorios dentro del ciclo de los estudios generales, manteniéndose hasta el presente como una de las actividades académicas más fuertes de esta unidad. La Sección de Educación Física, en 1968 pasó a ser un departamento de naturaleza administrativa. Y en 1969, al aprobarse una nueva estructura para la Facultad de Educación, la Sección de Educación Física se convierte en el Departamento de Educación Física y Deportes, adoptando el carácter de dependencia académica bajo el amparo de la Escuela de Ciencias y Letras y de la Facultad de Educación de la Universidad. En ese momento, el departamento asume la formación de docentes en educación física. Luego, entre 1973 y 1974, el Departamento de Educación Física y Deportes pasó a ser parte de la Escuela de Formación Docente de la Facultad de Educación. Esto reforzó más su quehacer en la formación de profesionales en el campo de la educación física, y en la oferta de la actividad deportiva a todos los jóvenes que ingresan a la Universidad.

En 1977, se ofrece a los estudiantes un programa para bachillerato en una especialidad del sector de aplicación del “Campo de estudio Enseñanza de la Educación Física”, teniendo como idea que en un futuro en cooperación con otras facultades y escuelas de la universidad, se pudiera ofrecer programas interdisciplinarios.

Este mismo año se presentó ante el Consejo Nacional de Rectores (CONARE), un programa de Licenciatura en la Educación Física, teniendo como fin que al ser aprobado, los profesionales en el área se actualizaran, dando un énfasis en las ciencias aplicadas a la educación física, y buscando brindarles la oportunidad de prepararse para continuar con estudios de post grado a nivel nacional e internacional. El Departamento de Educación Física y Deportes, realizó una gran labor de acción social, investigación y docencia, llegando a ofrecer cuatro planes de estudio a nivel de bachillerato y uno a nivel de licenciatura.

En 1988, a solicitud de la Facultad de Educación, el Consejo del Área de Ciencias Sociales, aprobó unánimemente proponer al Consejo Universitario la transformación del Departamento de Educación Física y Deportes. Luego del estudio correspondiente por el Centro de Evaluación Académica, el 25 de octubre de 1988, en una nota por parte de este Centro (CEA-508-88), se indica que el departamento ya contaba con el modelo taxonómico del resto de la estructura universitaria, que la ubicaba como una Escuela. Sin embargo el Consejo Universitario propuso trasladar la solicitud a la Comisión de Política Académica para definir si el nombre "Escuela de Movimiento Humano y la Recreación" era el más conveniente para la nueva escuela. Finalmente, el 6 de julio de 1989, en Sesión N.º 3586, el Consejo Universitario, le concede a esta unidad el estatus de escuela y la denomina como Escuela de Educación Física y Deportes.

La unidad académica siguió creciendo en su aporte a la sociedad en las áreas de docencia, investigación y acción social. Así por ejemplo, en 1994 empieza a ofrecerse un programa de posgrado, denominado Maestría en Ciencias del Movimiento Humano, que en su inicio fue un énfasis de la maestría en educación de la facultad, pero que en 1998 se separó formalmente de ese programa (acuerdo tomado en sesión 506 del 30 de abril de 1998 por el Consejo del Sistema de Estudios de Posgrado de la Universidad de Costa Rica, y acta de CONARE 17-98 del 9 de junio de 1998). Esta maestría (pionera en el campo del movimiento humano en Costa Rica y de la región centroamericana) se creó teniendo como objetivo general: formar profesionales que contribuyan a la sociedad por medio de la investigación, para una mejor calidad de vida.

Posteriormente en el año 2003, la escuela vuelve a ser pionera en la oferta de estudios de posgrado, esta vez al iniciar con la especialización en recreación (primera vez en el país) al crearse la Maestría Profesional en Recreación. Esta maestría fue aprobada en la reunión del Consejo del Sistema de Estudios de Posgrado de la Universidad de Costa Rica 617 25-11-2003 y por medio del acta de CONARE 06-04 24-02- 2004. Su objetivo general fue el de ofrecer el primer plan de estudios en Costa Rica que preparase a profesionales en el campo de la recreación.

La escuela ha estado atenta a diversas necesidades de la sociedad, promoviendo como respuesta la diversificación de su carrera de bachillerato. Así, según se publicó en la Gaceta Universitaria N° 4 del 2010, el 13 de enero del 2010, la Vicerrectoría de Docencia, en la Resolución VD-R-8419-2010, autoriza el acuerdo de la Asamblea de la Escuela de Educación Física y Deportes, para cambiar el nombre de la carrera Bachillerato en la Enseñanza de la Educación Física con salida lateral al Profesorado, por Bachillerato en Ciencias del Movimiento Humano con salida lateral al Profesorado. Este bachillerato tiene actualmente tres áreas de profundización: pedagogía, salud y rendimiento.

Un hito importante del desarrollo académico promovido por la Escuela de Educación Física y Deportes se dio en julio de 2012, cuando, en conjunto con la recién denominada Escuela de Ciencias del Movimiento Humano y Calidad de Vida de la Universidad Nacional (CIEMHCAVI-UNA), inician el programa de Doctorado en Ciencias del Movimiento Humano, pionero en la región centroamericana.

Por otro lado, entre los aportes de la escuela a la comunidad nacional, destaca el desarrollo de diversos proyectos de acción social, tanto en el área de extensión docente como en la de extensión cultural, incluyendo proyectos de Trabajo Comunal Universitario (TCU), Escuelas de Verano, Educación Continua, Difusión Educativa, promoción de actividad física y recreación para grupos diversos, de edad y de condición socioeconómica.